Vitaminas y Minerales

Vitaminas y Minerales

Tranquilo, te vamos a hablar de trozos de piedras coleccionables, ni tampoco vamos a hacer como tu madre y recordarte eso que siempre te dice, cada vez que hace zumo de naranja:
¡Niño, tómatelo ya, que se le van las vitaminas!

¿De verdad no sabías todos los beneficios que nos aportan al deporte algunos tipos de Vitaminas y Minerales? No te preocupes, que en nuestra tienda online te vamos a ofrecer las más beneficiosas para que tu esfuerzo se vea recompensado con los mejores resultados. Sigue leyendo más abajo y averigua todo sobre Vitaminas y Minerales.


Información útil sobre Vitaminas y Minerales

 

¿Qué son y cómo funcionan?

Las Vitaminas y Minerales son los considerados como Micronutrientes. Estos Micronutrientes son, partículas químicas que se encuentran presentes en cualquier alimento y que además son indispensables para multitud de procesos metabólicos.

 

¿Cuándo suplementarse con Vitaminas y Minerales?

A decir verdad, la suplementación con Vitaminas y Minerales, no es una cosa exclusiva en deportistas y os explicamos el motivo.

En primer lugar, hay que saber que, a pesar de que las Vitaminas se encuentran en frutas y verduras y aunque lleves una dieta equilibrada y rica en ellas, las Vitaminas son unas partículas muy sensibles a factores externos. Queremos decir con esto, que el calor o la cocción de los alimentos que vamos a ingerir, hace que se destruyan en gran proporción o incluso pierden gran parte de su valor, haciendo que no tomemos la cantidad diaria necesaria.

En el caso de los Minerales y en concreto para las personas deportistas, es lo primero que perdemos cuando estamos ejercitándonos y sudamos.

Esto hace, que tanto personas deportistas, como los que no realizan deporte habitualmente, les venga bien una suplementación en Vitaminas y Minerales junto con una dieta equilibrada.

Además, el desgaste que representa realizar deporte de manera habitual, también nos obliga a que tengamos que suplementarnos con Vitaminas y Minerales.

 

Fuentes Naturales

Como esta sección es un poco particular, debido al número y distintos tipos de Vitaminas y Minerales que hay, os lo vamos a tratar de desglosar de la mejor manera posible:

Vitamina C – Los productos más ricos en Vitamina C son los Cítricos, Tomates, Patatas, Fresas y Pimientos.

Vitamina E – Podremos encontrar la Vitamina E, en alimentos como el Aceites y Frutos Secos como las Avellanas, Nueces y Almendras.

Vitamina B – La Vitamina B podremos obtenerlo, sobre todo, en los Lácteos, Huevos, Carnes y Frutos Secos.

Potasio – Frutas como el plátano, kiwi, melón, tomate son muy abundantes en Potasio. Además, si están secos, poseen una mayor cantidad de este Mineral.

Calcio – El Calcio lo podremos obtener si tomamos una dieta rica en productos como las Sardinas en aceite, incluyendo las espinas, Lácteos como el Queso, Yogur y la Mantequilla.

Magnesio – Lo podemos encontrar en multitud de Hortalizas, Frutos Secos como las Nueces, Anacardos y Almendras y en Legumbres y Cereales.

 

Tipos de Vitaminas

Hay multitud de tipos de Vitaminas, pero nosotros nos vamos a centrar en las que creemos que son más importantes para la práctica habitual de deporte.

Realmente podremos diferencias dos grupos de Vitaminas. Hidrosolubles y Liposolubles.

Las Vitaminas Hidrosolubles, son aquellas que se disuelven en el agua. Tenemos las siguientes:

Vitaminas B – Las Vitaminas del tipo B, intervienen directamente en los procesos energéticos, donde los Carbohidratos se convierten en glucosa y esta, en energía. Refuerza el sistema inmunológico y refuerza la absorción de los Macronutrientes.

Vitaminas C – La vitamina C es esencial, ya que incrementa la liberación de la Testosterona, estimula el sistema inmunitario, actúa como un potente antioxidante y además ayuda a reducir el cortisol, algo fundamental, ya que los deportistas suelen tenerlo elevado en periodos de estrés y de sobre entrenamiento.

 

Las Vitaminas Liposolubles, que se pueden disolver en grasas y aceites. Tenemos las siguientes:

Vitaminas E – La Vitamina E, tiene un papel fundamental en los deportistas, ya que es capaz de acelerar la recuperación física y muscular. Según estudios recientes, la Vitamina E ha demostrado ser realmente eficaz para combatir el daño muscular, producido en deportes de resistencia o fuerza, además de disminuir la fatiga muscular y favorecer, como hemos dicho antes, la pronta recuperación.

 

Tipos de Minerales

Como hemos hecho anteriormente con las Vitaminas, veremos los tipos de Minerales fundamentales, para personas que suelen practicar deporte con asiduidad.

Calcio – Debido a los deportes con un uso excesivo a nivel muscular y los que tienen un desgaste de articulaciones, cartílagos y huesos, necesitaríamos también ingerir Calcio, ya que es el Mineral que nutre a estos e incluso tiene funciones de relajante muscular.

Magnesio – Como ya profundizamos en este suplemento, no voy a pararme mucho. Tan solo decir, que mantiene las paredes de los músculos en su tensión óptima, además de favorecer la hidratación y evitar los calambres.

Potasio – El Potasio es uno de los Minerales más importantes a la hora de hacer deporte. Esto se debe a que este, mantiene la hidratación muscular correctamente.

 

 

Protocolo de uso

Debido a que tanto el déficit, como el exceso de Vitaminas, sean del tipo que sean, pueden ser igual de perjudiciales, lo más recomendable es que se consulten las dosis diarias recomendadas, al profesional nutricionista con quien trabajes o incluso al farmacéutico a la hora de comprar tu suplementación.

Para las dosis recomendadas diarias de Minerales, os vamos a dar unas pautas a seguir, aunque siempre lo más recomendable será, consultarlo todo antes con un profesional nutricionista.

Calcio – La estimación de la dosis de Calcio recomendada, son unos 0,8 gramos diarios.

Magnesio – Como ya os dijimos, no tenemos estudios que recojan cual es la dosis recomendada en deportistas, pero basándonos en los requerimientos dietéticos de la población en general, podemos decir que es de unos 0,35 – 0,45 gramos en hombres y 0,30 – 0,33 gramos en mujeres, la dosis diaria.

Potasio – La dosis recomendada diaria de Potasio para una persona adulta es de unos 3,5 gramos.

 

 

Efectos secundarios

Si tomamos estas Vitaminas y Minerales en su forma natural, no debemos tener problemas de exceso, debido a que los productos que consumimos no están dotados de dosis tan altas, como para perjudicarnos a esos niveles.

El problema viene, cuando tomamos suplementación para cubrir nuestras carencias, sin ningún control de las dosis recomendadas. Por eso mismo, vamos a ver los efectos adversos que tiene su sobredosificación:

 

 Vitamina B – Debido a la gran cantidad de tipos diferentes de Vitamina B, cada una tiene sus efectos adversos por su exceso.

Vitamina C – Los excesos de esta Vitamina, pueden provocar diarrea, náuseas, vómitos, acidez estomacal, insomnio, cólicos, dolor de cabeza.

Vitamina E – La sobre suplementación de dicha Vitamina, puede provocar diarrea, mareos, dolor de estómago, gases e incluso, al ser un anticoagulante, sangrados.

Calcio – Tomar dosis de Calcio mayores que las recomendadas, puede provocar falta de apetito, náuseas, vómito, estreñimiento, debilidad muscular, aumento de la sed y micciones con mayor frecuencia, cansancio, fatiga, dolor óseo.

Magnesio – Como ya te dijimos anteriormente en la sección de Magnesio de nuestra página web, el exceso de Magnesio puede provocar diarreas y también cálculos en los riñones, recomendando en este caso, aumentar el consumo de agua cuando vayamos a suplementarnos con este Mineral.

Potasio – El exceso del Potasio en nuestro organismo puede provocarnos síntomas como palpitaciones cardíacas, dolores de pecho, debilidad y cansancio e incluso puede provocarnos infartos.