Calleras

CALLERAS

Si no quieres usar tus manos como un rallador de pan, estás en el sitio adecuado.

El cuidado de nuestras manos, es una de las cosas que obviamos a menudo y tan solo nos acordamos cuando sufrimos alguna molestia. ¿Cómo puede doler tanto esa pequeña herida que tienes, justo al finalizar tus dedos? Evita tener que cambiar de ejercicios, debido a estas molestas lesiones.
En nuestra web, podrás comprar una multitud de modelos de Calleras baratas. Este pequeño accesorio está pensado para evitar las durezas de tus manos. En esta sección vas a poder encontrar Calleras de Crossfit, Calleras para musculación y para todo tipo de ejercicios en el Gym en los que las necesites.

 


Información útil sobre Calleras

 

¿Qué son las Calleras?

La propia palabra lo dice y seguro que ya lo sabéis, pero para los más despistados, os vamos a explicar que son las Calleras.

Se trata de un accesorio indispensable para el cuidado de tus manos. Las Calleras evitan que las palmas de tus manos sufran al hacer ejercicios de fuerza con agarre o levantamiento.

¿Para qué sirven?

La aparición de callosidades es debido a que nuestro organismo es sabio y engrosa la piel de esa parte de nuestro cuerpo, que sobrexponemos.

Como su propio nombre indica, este artículo te servirá para evitar la aparición en tus manos, de esas molestas durezas llamadas “callos”. El cuidado de tus manos es importante, si en tu disciplina de entrenamiento haces uso de ellas y este accesorio, va a evitar que aparezcan estas protuberancias, ahorrándote tener que eliminarlas, con el engorro que esto supone.

Tipos de Calleras

A pesar de que ejercen la misma función, tenemos distintos tipos de Calleras.

Según materiales tenemos:

Calleras de Cuero – Gracias al grosor y durabilidad de este material, ofrecen un gran nivel de protección para nuestras manos. Son realmente cómodas de llevar y de gran resistencia.

Calleras de Neopreno – Este material nos permite tener un accesorio de gran transpirabilidad, evitando así que se acumule el sudor en las manos. Además, llevarlas resulta muy cómodo.

Calleras de Caucho – Si lo que estás buscando además de proteger tus manos, es un buen agarre y adherencia, este tipo de Calleras son las que estás buscando.

Calleras elásticas – Son el accesorio indispensable para entrenamientos que requieren de mucha movilidad en las manos. Son muy fáciles de poner, debido a su material flexible, que se adapta perfectamente a la mano.

 

Según su cierre, tenemos 3 tipos de Calleras. Las de cierre de hebilla, con velcro y además las tenemos sin muñequeras. Estas últimas, se suelen ajustar a los dedos, ocupando la palma de la mano.

Haremos un pequeño inciso para resumir de forma breve, que también podemos escoger nuestras Calleras, según el tipo de ejercicio que vamos a realizar:

Calleras para Barras – Están diseñadas exclusivamente para realizar ejercicios con barras. Suelen ser Calleras fabricadas para introducir 3 dedos. Están dotadas con un cilindro de protección en la zona mas expuesta a las durezas, que cubre todo el ancho de la palma de la mano.

Calleras para Asimétricas – Este artículo suele estar fabricado para introducir tan solo dos dedos y así dotarte de una mayor libertad a la hora de realizar movimientos. Lógicamente, al ser menos anchas, su cilindro de protección es menor.

Calleras para Anillas – Estas Calleras, como las anteriores, también vienen diseñadas para introducir dos dedos y permitir una mayor movilidad. No obstante, el cilindro protector es mucho más ancho que en el resto.

 

¿Cómo cuidar tus Calleras?

Os dejo una serie de pequeños consejos, para que vuestras Calleras, a pesar del uso y abuso diario, estén como el primer día:

Es un accesorio que vas a usar prácticamente a diario. ¿Qué quiero decir con esto? Como comprenderás, cada vez que realizamos un buen entrenamiento, no podemos librarnos del sudor. Con lo cual, para evitar que este accesorio desprenda malos olores, procura lavarlas con frecuencia.

Un buen consejo a la hora de hacer que tus Calleras sigan nuevas y además que te facilitará ponerlas y quitarlas de tus manos, es aplicar crema hidratante en los orificios.

Y como es lógico, a la hora de guardarlas, evita que estén plegadas, dobladas o arrugadas, para evitar su desgaste.