Omega 3

Omega 3

Te estarás preguntando, que nos hemos vuelto locos viendo demasiados programas de Salud al día. Pues va a ser que no. Si os habéis quedado sorprendidos, por que vendemos en nuestra tienda online este suplemento, os recomendamos que leáis un el dosier de información sobre este ácido graso esencial que encontraréis al final de todos los productos. Os va a sorprender la de beneficios que puedes obtener para tus entrenamientos con la dosis recomendada de Omega 3.


Información útil sobre el Omega 3

 

 

¿Qué es y cómo funciona?

Los Omega 3, son ácidos grasos poliinsaturados esenciales. En resumen, podemos decir que, son grasas que nuestro cuerpo necesita obtenerlas a través de la alimentación debido a que nuestro organismo no es capaz de fabricarlos.

 

Fuentes Naturales

Podemos encontrar productos con alta concentración de Omega 3. Las fuentes naturales que contienen mayor número de estas grasas poliinsaturadas son los pescados azules, como por ejemplo el Salmón (preferiblemente Salmón Salvaje), las Sardinas y la Caballa. También contienen mucho Omega 3 otros productos como las Semillas de Lino o el aceite de Lino, la Chía, en frutos secos, sobre todo en las Nueces.

 

Tipos de Omega 3

Según una gran cantidad de estudios, los ácidos grasos Omega 3 que más necesitamos para nuestro organismo son estos:

EPA (Ácido eicosapentaenoico) – Este tipo de Omega 3, tiene la cualidad de reducir la inflamación, ayuda a mantener los niveles de colesterol malo y disminuye el riesgo de arritmias cardiacas.

DHA (Ácido docosahexaenoico) – Este tipo de sustancia, contrarresta el exceso de oxidación que sufren las células del organismo en los deportistas y además mejora el tiempo de respuesta en deportes donde se requiera velocidad.

DPA (Ácido docosapentaenoico) – Recientemente hay estudios que confirman, que de los tres tipos de Omega 3, es el que tiene mayores propiedades antiinflamatorias.

 

Beneficios para la salud

Beneficios salud cardiovascular, la salud de nuestro corazón en el ámbito del deporte es clave, debido a que este incide en nuestro ritmo cardiaco, gestión de las pulsaciones y, en resumidas cuentas, es el motor de nuestro cuerpo, el cual, y valga el paralelismo, debemos tener bien engrasado para su correcto funcionamiento.

Otra de las grandes propiedades que se le atribuyen es la de reducir los niveles de colesterol triglicéridos, que son dos sustancias que puede afectar mucho a la salud cardiovascular. Por esto mismo, el Omega 3 va tan bien para nuestro corazón.

Cada vez hay más estudios que relacionan las inflamaciones de nuestro cuerpo, como el desencadenante de enfermedades y el Omega 3 también tiene propiedades antiinflamatorias.

 

Efectos en deportes

En el rendimiento deportivo, el aporte de este tipo de grasas es fundamental para nuestra concentración y coordinación motora, ya que gran parte de las membranas celulares del cerebro están compuestas por Omega 3. Con lo cual, para ejercicios en los que se requiera dominar la técnica, es un suplemento muy beneficioso.

Diversos estudios han demostrado, que en personas que se las ha suministrado una dosis de 3 gramos diarios adicionales de Omega 3, han incrementado notablemente su fuerza y resistencia aeróbica.

Por otro lado, a nivel de efecto antiinflamatorio, mejora y previene los problemas de las articulaciones y ligamentos.

El consumo adicional de Omega 3, favorece la recuperación ya que contribuye a el aumento de oxigeno en el metabolismo y ayuda a su fluidez en la circulación, aportando más nutrientes a las células musculares.

A parte de todo esto, refuerza el sistema inmune, lo que se asocia, no solo a las enfermedades, sino que hay una mayor reducción de la fatiga física y muscular.

 

Protocolo de uso

La dosis diaria recomendada de ácidos Omega 3, es de unos 250 miligramos.

 

Efectos secundarios

Normalmente, los suplementos de Omega 3, están logrados a base de aceites de pescado o marisco, con lo cual, y como es lógico, está contraindicado en personas que padezcan alergias o intolerancia al pescado o marisco.

Si eres una persona propensa al reflujo estomacal, puede acentuarse con la ingesta de esta suplementación, debido a su composición de aceites de pescado. Este efecto se puede mitigar, comenzando con una dosis baja e ir aumentándola progresivamente. También puedes optar por elegir un suplemento de Omega 3, que no esté compuesto por este tipo de aceites.