L-Citrulina y Citrulina Malato

L-Citrulina y Citrulina Malato

¿Elecitru…qué? Queremos borrar esa cara de póker de tu rostro.  Si aún no sabes que tipo de suplemento es la L-Citrulina o la Citrulina Malato, has llegado al lugar idóneo para informarte sobre ella y sus beneficios. De hecho, tanto si eres deportista, como si no lo eres, puedes encontrar un gran aliado para tu salud y mejora del rendimiento.

En nuestra página web podrás encontrar tanto L-Citrulina en polvo, L-Citrulina en comprimidos, como también los mejores precios para Citrulina Malato, por ello te invitamos a que te des un paseo por esta sección de nuestra tienda online. Pero ya sabes, antes derrochar a lo loco, infórmate de sus beneficios, más abajo en esta misma página.

 


Información útil sobre la L-Citrulina y Citrulina Malato

 

¿Qué es la L-Citrulina o Citrulina Malato?

La L-Citrulina es un aminoácido no esencial, lo que significa que no necesitamos ingerirlo para que nuestro organismo lo obtenga. Nuestro cuerpo la puede sintetizar a partir de la arginina y la  L-glutamina. También es un aminoácido no proteico, lo que significa que no se encuentra en la estructura de la proteína.

Este aminoácido es el responsable de eliminar el exceso de amoniaco de nuestro organismo, que puede ser tóxico para nosotros. Esto es tan importante, que en la actualidad incluso se utilizan unas tiras que sirven para medir, los niveles de amonio en sangre durante nuestro entrenamiento. El amonio en sangre está muy relacionado con el Ácido Láctico y este a su vez, con la fatiga anaeróbica.

¿Qué diferencias hay entre la L-Citrulina y la Citrulina Malato?

Básicamente la diferencia que hay entre ambas es que, la L-Citrulina es la forma natural la Citrulina. Sin embargo, la Citrulina Malato es L-Citrulina a la cual se le ha añadido ácido málico.

Efectos Generales de su suplementación

Suplementarnos con Citrulina Malato (L-Citrulina) tiene varios beneficios que vamos a explicar.

Para empezar, si tomamos como suplemento la L-Citrulina, aumentaran los niveles de arginina, ornitina y óxido nítrico, lo que provocará en nuestro organismo una mayor vasodilatación.

Al haber una mayor vasodilatación, obtenemos un mayor riego sanguíneo. Como ya sabemos, la sangre transporta entre otras cosas, oxígeno y nutrientes, por ello, la suplementación con Citrulina Malato, hará que tus músculos dispongan de más oxígeno y nutrientes, aumentando así el rendimiento.

Ayudará también a reducir la fatiga, pero no solo en personas deportistas. El uso de L-Citrulina también ayuda a reducir el cansancio a gente que no practica ningún tipo de disciplina deportiva.

Según estudios publicados y como curiosidad, dicen que el consumo de Citrulina Malato también es beneficiosa para personas con problemas de disfunción eréctil.

Fuentes Naturales

El alimento con la mayor fuente de L-Citrulina que encontramos en el mercado es la Sandía. Como dato curioso, este suplemento toma su nombre de la palabra en latín Citrulus, que significa Sandía.

También podemos encontrar L-Citrulina en productos como la carne roja, el salmón, en legumbres como el garbanzo, soja y cacahuetes, en vegetales como el ajo o la cebolla, en frutas como el melón o el pepino, en los frutos secos como las almendras o las nueces y también en otros productos como el chocolate negro.

Protocolo de uso

La dosis recomendada para la L-Citrulina va de 2 a 5 gramos diarios de consumo. Lo más normal es ingerirla una hora antes de cada entrenamiento.

En el caso de la Citrulina Malato, la dosis que se recomienda de toma diaria es de 6 a 8 gramos. Se recomienda una dosis mayor, debido a que la Citrulina Malato está mezclada con ácido málico y para lograr los efectos de la L-Citrulina, por lógica, se necesitará una dosis mayor.

Efectos secundarios

Los estudios realizados hasta ahora han demostrado, que el consumo de L-Citrulina no produce efectos secundarios, con dosis diarias de hasta 15 gramos. Si sigues el protocolo de uso recomendado, verás que la dosis diaria es mucho menor, con lo cual no vas a tener que preocuparte por esto.