Carbohidratos

CARBOHIDRATOS

A la hora de hacer ejercicio, lo más importante a parte de tu actitud, es tener la suficiente capacidad para aguantar el entreno sin que te sientas fatigado y quieras huir del gym. Para que puedas mantener tu energía al máximo haciendo Fitness, te ofrecemos todo tipo de suplementos con los que podrás aportar ese extra de Carbohidratos que te pide el cuerpo y aguantar el máximo rendimiento exigido para tus sesiones de Crossfit. Entra en nuestra tienda online y compra tu recarga de pilas personal.

 


Información útil sobre los Carbohidratos

 

¿Qué son los carbohidratos?

Los carbohidratos son una de las tres principales fuentes de nuestra alimentación y nuestra fuente de energía para mantenernos activos y motivados.

Son macronutrientes esenciales, que contienen vitaminas, minerales y calorías, presentes en muchos alimentos, cuya función primordial es, surtirnos de energía. La mayor parte de nuestro total calórico de nuestra dieta, debe provenir de alimentos ricos en carbohidratos.

Un punto que debemos tener muy presente es que, nuestro organismo transforma todos los Carbohidratos en Azúcar (Glucosa).

Tipos de carbohidratos

Hay varios tipos de carbohidratos, pero por simplificarlo de alguna manera, hay algunos tipos de carbohidratos, que a nuestro cuerpo le son más útiles, que otros.

Hay distintas maneras de clasificar los distintos tipos de carbohidratos, pero vamos a centrarnos en la manera más sencilla de clasificación, para no entrar en detalles técnicos.

Tenemos los carbohidratos simples y los complejos.

Carbohidratos simples – Estos Carbohidratos tienen una estructura química que se compone de uno o dos azúcares. Se caracterizan por aportar muy poco valor nutritivo, su digestión es muy rápida y no tienen efecto saciante. Por consiguiente, este tipo de Carbohidratos son los que en una dieta equilibrada debemos evitar o consumir con muy poca asiduidad. Esto es debido a la simpleza de su composición, tienen gran cantidad de azúcares simples. Cuando los niveles de Glucógeno (Glucosa transformada por el hígado) exceden el límite que nuestro organismo necesita, este sobrante se transforma en grasa. Nuestro cuerpo es tan sabio, que cuando ve un tipo de exceso de Glucógeno, sabiendo que no lo necesitamos, lo guarda como reserva por si nos hiciese falta energía más adelante.

Carbohidratos complejos – Este tipo está compuesto por una estructura química de dos o más azúcares. Debido a su complejidad necesitan mayor tiempo para ser digeridos y además mantienen estables los niveles de azúcar en sangre. Para que lo entendamos bien, debido a la lenta absorción de éstos, liberan energía en nuestro organismo de una manera más progresiva, evitando los bajones a lo largo de la jornada. Este tipo de Carbohidratos tienen un efecto saciante, el cual nos beneficia a la hora de controlar el apetito.

 

Carbohidratos en la alimentación

Una vez que hemos identificado los distintos tipos de Carbohidratos, es muy fácil sugerir cuales incluir en nuestra dieta.

Nuestra recomendación a la hora de tomar Carbohidratos, va a ser siempre la misma. Recomendamos la ingesta de Carbohidratos complejos para nuestra dieta diaria, ya que nos proporciona el aporte energético que necesitamos a lo largo de la jornada.

Desde nuestra web, no demonizamos ningún alimento, pero si que recomendamos el consumo moderado de Carbohidratos simples, en nuestras comidas, debido al bajo aporte nutritivo y el efecto rebote (subidón / bajón de energía) y creándote la necesidad de querer volver a consumirlos. Aún así, su uso moderado y acompañado de ejercicio físico diario, no tiene porque afectar negativamente a nuestra salud.

 

Fuentes naturales

Veremos que, dependiendo del tipo de Carbohidrato, vamos a poder encontrarlo en productos distintos.

Los Carbohidratos simples, vamos a poder obtenerlos en nuestra alimentación diaria, a través de productos como el azúcar, el arroz blanco y la pasta, el pan blanco, los dulces y en definitiva productos refinados y de poco valor nutritivo. Aún así, este tipo de Carbohidratos también se encuentran en la fruta, que, a pesar de contener gran cantidad de azúcares, también contienen vitaminas, minerales y fibra, muy beneficiosas para nuestro organismo.

Los Carbohidratos complejos los podremos encontrar en productos como las verduras, arroces y pastas integrales y legumbres.

 

Protocolos de uso

Una vez fijadas las pautas de alimentación y el uso de Carbohidratos en esta, podemos necesitar un extra de energía en ciertos momentos y es por eso, que necesitemos complementar nuestra dieta con este suplemento.

La manera de consumir estos suplementos, será en tres fases distintas. Pre-entrenamiento, Entrenamiento y Post-entrenamiento.

Pre-entrenamiento – Va a depender de la alimentación que hayamos consumido ya, durante el día. Lo que vamos buscando con esta ingesta es, un aporte de energía que nos ayude a concluir todo el entrenamiento. Es de gran importancia hacer la toma unas 2 horas antes del entrenamiento, para evitar la pesadez estomacal.

Entrenamiento – El suplemento que elijamos va a depender de la exigencia del tipo de entrenamiento o disciplina que vayamos a realizar.
En el caso de hacer ejercicios de 1 horas o más, la opción más aconsejable es optar por la ingesta de un suplemento de intra-entrenamiento. Estos son de disolución rápida y lo que vamos a obtener con ellos es un incremento de nuestro rendimiento y acelera la recuperación energética y muscular.

Sin embargo, si nuestras sesiones no van a superar los 20-30 min de entrenamiento, la mejor opción es optar por alguna bebida isotónica, que nos aporte ese plus de energía, añadiendo además electrolitos.

Post-entrenamiento – Es después de nuestro entrenamiento, cuando nuestro cuerpo trata de recuperar las reservas de energía. En este caso, sí que podemos recomendar el uso de Carbohidratos de absorción rápida, para que la recuperación se acelere.